19 ago. 2010

LA BIKINA, LA LEYENDA DE UNA DIVA

Por Héctor Medina

 

 bikina

Bikina 1 

bikina 2

La Bikina, la leyenda de una diva

Por Héctor Medina

Ismael Rivera Cruces, gerente general del restaurante “La Bikina” asegura que el autor de esta canción cuenta que se encontraba en las playas de Jalisco y siempre veía pasar a una mujer vestida en un elegante bikini. Por esa razón las personas la empezaron a llamar La Bikina”. Esto sucedió en 1946 o 1947 forjando así toda una leyenda. Artistas como Lola Beltrán y demás grandes cantantes de la música mexicana la han interpretado. Sin embargo, muy poca gente sabe que hay atrás de la canción “La Bikina”

Mexicanos creativos

“La Bikina” está clasificada para dos records Guiness. El primero con la barra más grande del mundo con 3 mil 300 botellas auténticas en exhibición en los muros; el otro es el un muro de arte en corcholata más grande del mundo con 198 mil corcholatas, plasmadas en una forma armónica en la pared. En este muro está plasmado el universo, en la parte de arriba se puede apreciar un arco iris. Se necesitaron 10 personas y más de tres meses para desarrollar este trabajo. Rivera está muy agradecido con la industria cervecera porque es material nuevo, de lo contrario, las corcholatas despedirían un olor muy desagradable. Los autores de la obra son el Ing. Timoteo López e Ismael Rivera quienes lo fueron desarrollando poco a poco.

El diseño

La idea salió  de un dato muy curioso, al ir de compras de unos equipos en la ciudad de México, en una de las calles del centro histórico Timoteo e Ismael encontraron una tienda muy antigua de refrescos, a través del tiempo las corcholatas que caían se habían incrustado en el piso de la calle. De ahí sacaron la idea de crear una pared de corcholatas. De hecho, el concepto está planeado para una cantina moderna, todas las mesas son diferentes con  unas cajoneras para jugar dominó. Además, las mesas tienen imágenes y texturas diferentes. “La Bikina” cuenta con el Muro del Destape que es donde están las corcholatas, enfrente está el Muro de la Pasión, es un muro de sociales con fotos de la gente de Guadalajara, rodeada de un muro rojo lleno de veladoras. El Muro del Agua de la Vida que son las botellas en exhibición y justo al otro lado está el Muro de la Sabiduría, es un muro hecho a base de ladrillo y tiene 190 dichos diferentes.

Bar tipo Hacienda

Los sillones tienen diferente tapiz con colores 100% mexicanos, sin lograr hacer un lugar colonial que lograron introducir en este diseño de arquitectura. Ismael le llama clásico contemporáneo de diseño porque tienen rosa mexicano, azul rey, rojos muy intensos, amarillos, naranjas, y en esta combinación de colores en esta casa que es un tipo Hacienda de 16 metros de altura compuesto con cantera, también pintaron la cantera de cierta forma, que se logró hacer un lugar mexicano moderno sin caer en lo clásico colonial.

La leyenda

La Bikina fue una de las mujeres más hermosas y elegantes de la región, hija de un gran hacendado, mujer de cuerpo excepcional y finas facciones que llenan su rostro de una belleza inaudita, formando en conjunto una muestra inimaginable  de la generosidad de la naturaleza, hermosa, delicada, tierna y dulce, pero a la ves fuerte, bravía, orgullosa y de enormes sentimientos, así la describía la gente que tuvo la dicha de conocerla.  En aquella tierra en donde ella creció, a menudo La gente  se pone a murmurar por su manera de actuar, y era lógico, conocedora de las virtudes que la vida le había otorgado, se mostraba indiferente ante las miradas de la gente y mostraba desprecio a aquel que se atreviera a cotejarla, destrozando corazones e incitando a la envidia de las mujeres que no poseían sus dones, Altanera preciosa y orgullosa, términos muy utilizados por las personas que la miraban pasar,  no antes sin mencionar su majestuosidad, y sus pesares ya en el la región  ya que Dicen que tiene una pena que la hace llorar …..

El amor se presenta

Una tarde, apareció de pronto a lo lejos un hombre que poco a poco se acercaba hacia ella, con una mirada que le penetró el alma,  al estar cerca de ella, le sonrió y  le hizo sentir un deseo que jamás había experimentado, su cuerpo elegante y esbelto vibraba con tanta fuerza, que sin saberlo de pronto se encontró en un mundo que no conocía, y al paso del tiempo, sin darse cuenta, ya estaba entre los brazos fuertes de aquel caballero, entregando lo mas preciado que tenia., aparte de su belleza, le entregó su pasión y su éxtasis y su corazón desmedidamente,  hasta que una tarde, sin que ella lo supiera aquel hombre recibía una noticia que lo hizo estremecer, tenía que presentarse a la mañana siguiente al frente de su compañía, para defender a su nación, al no saber como  explicarlo a su amada, optó por marcharse sin decir nada, para no tener que verla a los ojos, ya que estaba seguro que ella con una mirada podría hacerlo faltar a su obligación y como no sabia lo que el destino  le depararía, prefirió marcharse sin decir más.

La leyenda se hace canción

La gente comenta que lo miraron desvanecerse en la llanura de aquel pueblo, dicen que de aquella silueta sólo se miraba el brillo de los galones de Coronel que ostentaba  en sus hombros, ella, al despertar, se percató de su ausencia y con un presentimiento, salió corriendo para buscarle., corrió hasta la loma mas alta para ver si su mirada lograba encontrarle, pero ya no tuvo suerte, y fue así cuando esta hermosa mujer quedo Solitaria, jurándose no volver  jamás a entregarle a nadie, su amor y con el orgullo que la caracterizaba sin dar muestra de flaqueza, siguió adelante  y No permite la quieran consolar,   y  desde entonces  Pasa luciendo su real majestad, pasa camina  los mira sin verlos jamás  ella es la Bikina  que no conoce el amor,   pasaba las noches llorando por  el , y al verla la gente comentaba entre si, “ Dicen que Tiene pena y dolor  y que también dicen que  desde entonces  No conoce el amor,   su nombre nadie lo sabe , solo que le llamaban: “LA BIKINA".

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal